La actuación para la venta, las relaciones públicas y el pensamiento crítico

¿Alguna vez fuiste parte del elenco de las obras de tu escuela, bachillerato o universidad?

Actuar va más allá de empatizar con las personas. Cuando estás en el papel del otro adquieres habilidades clave para el pensamiento crítico, ya que aprendes a ver las situaciones y los problemas desde distintos puntos de vista. Aunque tu personaje no necesariamente tome la decisión más adecuada para afrontar ciertos desafíos. Nuestro Yo real estará enfrentando diversos obstáculos, constantemente. El obstáculo de memorizar el parlamento, el obstáculo de entender al personaje, de transmitir lo que está sintiendo y el obstáculo de atravesar el conflicto que está viviendo. Es probable que sea sólo cuestión de tiempo para que vivas una situación parecida a la de tu personaje y que ahora, en la vida real, vas a poder afrontarlo de mejor manera.  Ya que has practicado un par de veces antes y has podido evaluar los pros y los contras de esa situación.

El actor, aunque así lo parece, no depende sólo de él para lograr la toma perfecta. El actor necesita de una buena relación con su maquillador y con su estilista. Necesita llevarse bien con el de las luces, los productores, el director y hasta el del catering. Si te llevas mal con el maquillador, el estilista o el de las luces, imagina cómo va a lucir tu personaje frente a la cámara. Si dañas tu relación con los productores o el director, puedes jurar que jamás volverás a trabajar con ellos y si arruinas tu relación con los del catering, es probable que te quedes sin comer…. ¿Algo de esto se te hace familiar en el mundo de las ventas o en la industria comercial?

Las ventas están estrechamente ligadas a las relaciones públicas, bien sea de forma virtual mediante la “Atención al Cliente” o de forma presencial mediante la preventa o la prospección, por ejemplo. Si arruinas la relación con tus clientes o stakeholder, ese será tu fin. Por tanto, siempre tendrás que intentar conservar buenas relaciones.

La actuación nos obliga constantemente a trabajar nuestra marca personal, a cuidar nuestra reputación, a vender nuestra imagen y a empatizar. Nos mantiene en una práctica continua de abordar problemas desde distintos puntos de vista…. Les comparto una compilación de escenas de los distintos escenarios que he tenido que afrontar.

Si alguna vez fuiste parte del elenco de tu escuela, bachillerato o universidad ¡Felicidades! Porque ya tienes ganadas algunas habilidades para la venta.

Únete al reto, me encantaría compartir tu historia.

Estefaniha Domínguez

Especialista en Marketing y Comunicación

LinkedIn - YouTubeFacebook - Instagram

Compartir

Comentarios